1. Inicio
  2. Restaurante italiano
  3. ¿Sabes lo que es el prosciutto?
Restaurante italiano

¿Sabes lo que es el prosciutto?

El prosciutto es un producto italiano muy típico que se parece mucho al jamón serrano, pero ¿el jamón serrano y el prosciutto son lo mismo? ¿Cuál es la diferencia entre unos y otros?

Mucha gente hace esta pregunta, y si quieres entender la diferencia entre el jamón serrano y  el prosciutto, nosotros te lo explicamos a continuación.

¿Cuáles son sus similitudes?

El jamón curado es un jamón típico del sur de Europa.

Los dos principales productores internacionales son España e Italia, con el jamón serrano y el prosciutto, respectivamente. Aunque poco conocido, también se produce en Portugal y es un producto de la Península Ibérica.

Si has probado el jamón serrano y el prosciutto, comprobarás que sus lonchas se parecen a simple vista porque son todas de la misma raza de cerdo: el cerdo blanco.

Sin embargo, su sabor es algo diferente. Ambos son ricos, pero cada uno tiene su propia singularidad.

Diferencias entre ambos

Si eres de España seguramente ya sepas cómo es el jamón serrano, y para entender las diferencias, tendremos que explicar cómo es el prosciutto italiano.

La palabra «prosciutto» proviene de la palabra italiana «prosciugare», que significa «secar bien”.

 Este método de curado consiste en salar las patas traseras de los cerdos blancos, se curan y, a veces, incluso se llegan a cocinar en vino (este entonces no estaría curado).

Dependiendo del tipo de jamón, el proceso de fabricación puede durar de 9 meses a dos años. El peso del animal debe ser de al menos 160 kg, y la raza de cerdos blancos suele ser Great White, Landrance o Duroc.

Su textura

El prosciutto, especialmente el de Parma, es más dulce y húmedo en boca que el Serrano o el Gran Reserva. Este está más curado y por lo tanto es más intenso a las papilas gustativas.

El jamón italiano suele estar deshuesado antes de comenzar con el proceso de curado, por lo que suele tener una forma más plana. Sin embargo, el jamón serrano puedes quedarse totalmente deshuesado pero una vez curado.

La carne del jamón italiano tiene un tono más rosado.

Curación

El tiempo de curación suele ser similar, pero el tipo de sal es diferente: es más húmeda para el prosciutto y más marina para el jamón serrano.

Para el jamón de Parma, los cerdos se alimentan con cebo de cerdo y es eso lo que hace que las lonchas tengan un ligero toque a nuez.

¿Has probado este tipo de jamón? ¿Cuál prefieres? ¿Te quedas con el sabor italiano o el español? En Ôven podrás disfrutar de nuestros platos italianos con este ingrediente.

Entrada anterior
¿De dónde viene y cómo se hace la burrata?
Entrada siguiente
¿Sabes cómo hacer el mejor tiramisú?
Menú