1. Inicio
  2. Recetas italianas
  3. Postre tradicional: Panna Cotta
Recetas italianas, Restaurante italiano

Postre tradicional: Panna Cotta

PANNACOTA - OVEN

Si sois amantes de la comida italiana, seréis conocedores de la famosa receta de uno de los postres más conocidos: la Panna Cotta.

Como hemos dicho, la Panna Cotta es un postre italiano, procedente de la región de Piamonte. Es dulce, muy parecido al flan por su textura pero, sin embargo, es más compacto ya que se cuaja como la gelatina.

Uno de los mejores puntos de este postre es que este postre puede ser ideal para los celiacos o intolerantes al gluten, además de que dependiendo de qué ingredientes se usen par a su elaboración, puede ser apta para intolerantes a la lactosa, vegetarianos e incluso veganos.

En Ôven Mozzarella Bar podrás probar nuestra Panna Cotta elaborado por nosotros cada día con la receta tradicional, para que puedas disfrutar del mejor sabor. Podrás probarla con frutos del bosque o con chocolate.

A continuación os damos los pasos a seguir para conseguir hacer la mejor Pana Cotta casera. ¿Te atreves a hacerla? Pues entonces sigue leyendo.

Ingredientes necesarios para nuestra Panna Cotta

Estos son los ingredientes que necesitarás para realizar este delicioso postre:

  • 500ml de nata para montar
  • 60 gramos de azúcar
  • 3 hojas de gelatina
  • Vainilla o una rama de canela (esto es opcional)
  • Podrás añadir frutos rojos, chocolate, miel… lo que tú prefieras. En esta receta le pondremos fresas y arándanos.

Paso a paso

Primero, tendremos que poner las láminas de gelatina en un bol, y echarle agua fría hasta cubrir las hojas por completo. Dejar que se hidraten unos 5 o 10 minutos mientras elaboras el resto de la receta.

En un cazo, echa la nata, el azúcar y la vainilla, aunque si lo prefieres, puedes echarle solamente nata y azúcar, ya que el sabor sigue están espectacular.

A continuación pondremos el cazo a fuego medio-alto y esperaremos hasta que la mezcla llegue casi a ebullición. Ahí es cuando retiraremos el cazo del fuego y quitaremos la rama de vainilla que hemos añadido (si es que lo has hecho).

Escurriremos la gelatina y la echaremos al cazo. Removemos la mezcla para que la gelatina pueda disolverse bien.

A continuación echaremos la mezcla en unos moldes, esperaremos a que se enfríen a temperatura ambiente y los meteremos n la nevera unas 4 o 5 horas para que cuajen.

¡A probar nuestro postre!

Una vez hayas sacado la mezcla de la nevera, podrás comértelo frío o lo puedes dejar fuera unos 30 minutos para que coja una temperatura ambiente. Esta última opción ayudará a que el resultado sea más sabroso.

Y como ya hemos mencionado antes, podrás comértelo solo o le puedes añadir el complemento que más te guste.

También puedes dejarlo en la nevera hasta 4 días aproximadamente, pero siempre y cuando tapes los moldes con papel film o metas los moldes en un recipiente cerrado. Esto es para que no coja otros olores y estropeemos el postre.

Y bien… ¿cómo ha quedado tu Panna Cotta?

Entrada anterior
Llegan las fiestas: ¿no vas a comer con amigos?
Entrada siguiente
Reserva tu mesa para cenas de navidad
Menú